Los límites en la educación y su gran importancia en la salud emocional

 

Quiero ofrecer un caso que recientemente llego a mi consulta privada, un caso que me preocupa por su novedad y por el peligro en el que corre una familia en particular. Este caso pretendo ir compartiéndolo con ustedes conforme va progresando en consulta y espero que los padres de esta familia no aborten la terapia pues es un caso difícil en el sentido de que están llegando a consulta después de haber dejado pasar mucho tiempo y la situación se ha ido agravando hasta llegar a este punto.

Para comenzar, describiré la problemática en general:

Familia en segundas nupcias, con hijos de sus matrimonios anteriores y un bebé de ambos. La hija mayor de 9 años presenta conductas con las cuales manifiesta su enojo y celos, conductas como romper objetos, desobedecer y no hacer caso, tirar a la calle dinero, romper su ropa, orinar y defecar a propósito embarrando con sus propias manos paredes y piso, ha lastimado animales, y lo más grave de todo es que ha intentado lastimar físicamente a su hermano menor, un bebé de meses de edad.

Hablando con los padres, me refieren que no saben qué hacer, no ponen límites, no hay consecuencias y la niña causa miedo y temen que si la reprenden pueda hacer algo peor de lo que ya ha hecho o que continúe defecando en su recámara. La madre ya presenta signos de intensa ansiedad y agotamiento.

Podemos ver que en la jerarquía familiar la niña esta en el primer sitio, después de ella el padrastro, en tercer lugar tal vez el bebé pero en último lugar, de manera muy disminuida se encuentra la madre, que entre más permite y más se asusta, la niña más crece y se fortalece.

Los límites tienen que ver con la jerarquía familiar y son los padres los que los aplican con el objetivo de orientar a los hijos, en este caso no hay orientación sino abandono del rol materno paterno.

En otra ocasión continuaré notificando el progreso terapéutico de este caso en particular, donde ya se ha solicitado el apoyo de una Paidopsiquiátra para hacer una buena valoración de la niña, quien a mi parecer ya está presentando rasgos psicópatas a tan temprana edad, lo cual es el motivo de mi interés en este caso, por la delicadeza de este diagnóstico y las repercusiones individuales, familiares y sociales que pueda tener en caso de no ser atendido a tiempo y de forma certera.

Como Terapeuta el aprendizaje es continuo y constante, este caso reta mis capacidades y conocimientos, sin embargo, sé que no estoy sola y que puedo contar con otros apoyos profesionales para poder ayudar a estos padres que se encuentran desesperados y muy asustados.

 
Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Facebook: Elena Bouchot Gestalt.facebook
México, D.F.