Carta de recomendación de una paciente

Hola, sinceramente no sé qué decir, en este período he aprendido mucho sobre mí, gracias a tu ser mi guía en esto de conocerse para poder conocer. He cambiado de no saludar en la recepción, por timidez, caminar con la cabeza baja, intentando ser yo en pequeño tamaño, es cuando viniendo a estas sesiones, poco a poco, sin darme cuenta, cambié. Pero sobre todo aprendí. Siempre las lecciones más importantes se aprenden en la calle y gracias a tu ayuda puedo saber reconocer y aprovechar la experiencia.

Por ser una excelente ayuda en mi camino, que poco a poco agarré mi camino sola, me llevo muchos ejercicios que haré en casa, cuando sucedan cosas que me lo pida.

Para finalizar, querida Elena, espero siga haciendo el trabajo que tanto le gusta, siga oyendo y acompañando a las personas que lo necesitan, siga paseando a sus perritos, disfrutando de su cariño y el de sus pacientes, espero volver a encontrarme con alguien tan alegre como usted. Cuídese mucho y siga aprendiendo tanto como antes.

 

Isabella Guiato