La energía del enamoramiento

Anoche, mientras tenía una sesión de terapia con una paciente joven quien tiene muchas dudas acerca de sus relaciones de pareja, el porqué no funcionan y siempre terminan en dolorosas separaciones. Escuchándola me di cuenta de un fenómeno que yo también he vivido.

Como sabemos el enamoramiento es un estado alterado de conciencia que, según los teóricos durará de un día a máximo 3 años porque el cerebro no puede tolerar tanta actividad, los neurotransmisores como la oxitocina, dopamina, serotonina y otras “Ninas” se encuentran en elevadas cantidades de producción, tarde o temprano el cerebro, como todos nuestros órganos tienden a la normalidad, homeostasis o calma.

Cuando termina este estado extremo de placer y dolor, entonces se puede creer que todo termino; sin embargo, ¿es verdad que termina? Algo tan grande no puede terminar, para llegar a este punto quiero decirles lo que es el enamoramiento desde mi punto de vista. El enamoramiento es una primer etapa del amor, es como el bebé del amor del cual se espera crezca, se desarrolle y madure para convertirse después en amor maduro que continuará su proceso vital de maduración si es que nosotros los humanos lo permitimos y no lo matamos antes. Pero… es que aunque lo “matemos” continúa una energía vital que perdura, estoy segura que la has sentido; cuando terminas una relación, además es probable que ya comenzaste otra y meses después te re-encuentras con tu ex de quien te habías enamorado, estoy segura que volverás a sentir algo, unas cosquillas en el estómago, el corazón volverá a palpitar y te darás cuenta de que por increíble de que parezca aún sientes algo y no entiendes porqué, ¿verdad?

Creo que el amor más allá de ser un sentimiento es: “La energía más grande del universo, la que mueve todo, la que da vida y unifica” (Este es mi concepto del amor).  ¿Ahora vas entendiendo? El amor es profundidad y siempre dejará su huella profunda e indeleble en todos los seres vivos de este universo, no puede ser de otra manera. En una ocasión una paciente me confeso que: “He aprendido con dolor que con el amor no se juega”. Gran lección que yo también he aprendido. Lo que ella quiso expresarme fue precisamente que después de enamorarse una y otra vez continuaba una tristeza profunda como si hubiera perdido una parte de sí misma, un duelo depresivo porque efectivamente algo se había perdido de sí misma. Momento oportuno para hacer una pausa y reflexionar con el espíritu acerca de lo que pasó, de los motivos por los que la relación se fue deteriorando hasta terminar, porque el amor no muere, es inmortal, infinito y es profundidad pura, lo que se pudo haber terminado es el enamoramiento y la motivación de continuar juntos, ¿Qué tengo que aprender de todo esto? ¿Qué requiero desarrollar en mi? ¿Qué vino a enseñarme de mi esta pareja en particular?

Este tema es demasiado grande y profundo para terminarlo aquí, espera nuevas entregas en días próximos, por lo pronto, te dejo esta reflexión esperando que te interese y te haga pensar.

Saludos!!!

Mttra. Elena Bouchot Gamas
Psicoterapeuta Gestalt
Facebook Elena Bouchot Gestalt
Pág. Web. Gestaltconsulta.com
Tels. 52337872 y 0445529515860

Apoyo psicológico tras sismo gratuito

Estamos pasando un momento de profundo dolor, miedo, angustia, pérdida. Si tú o alguien a quien conozcas necesita apoyo psicológico puedo ofrecerte mis servicios de forma gratuita queriendo servir en este evento difícil por el que estamos pasando. El apoyo puede ser vía telefónica, skype o en mi consultorio. Llámame 52337872 o cel. 5529515860

Ser padres hoy

 

 

Sé por experiencia propia que ser madre o padre es una enorme labor que puede generar angustia, cansancio, inseguridad y muy probablemente también miedo pues sabemos la responsabilidad que tenemos frente.

Hay algunos puntos que me gustaría compartir contigo y quizá puedan darte un poco de luz en tu relación con tus hijos y en cómo orientarlos.

Ya he mencionado en otras notas que la educación actual es una educación “Correctiva”, no es nueva, de hecho es muy antigua y no se ha actualizado. Bueno pues, la idea es corregir en lugar de orientar y poner las condiciones adecuadas para que el niño y la niña exploren y experimente.

Algo muy importante que te quiero decir es que el ser humano desde que está en el vientre materno tiene un deseo sano y natural de crecer y desarrollarse, como cualquier organismo biológico. Por lo tanto, el ser ya viene con la capacidad innata y el deseo profundo de conocer, los niños tienen una enorme curiosidad y se sienten muy felices cuando exploran su entorno, sus seres queridos, sus cuerpos y hasta sus juguetes, todo es objeto de su interés y placer; concluyo entonces que no es necesario obligarlos a aprender, al contrario, permitirles aprender con mayor libertad y CONFIANZA. Por supuesto, confiar en nuestros maravillosos hijos, ellos no necesitan ser corregidos sino instruidos, respetados significa que los observamos con atención para conocerlos y descubrir la forma de tratar a este ser individual, saber qué necesita, que le gusta, qué siente qué le duele y todo lo posible saber de su maravilloso ser que no necesita ser modificado sino respetado, amado y profundamente aceptado tal y como es porque ya es un ser increíblemente valioso y maravilloso; entonces ¿porqué la fuerte necesidad de cambiarlo, de corregirlo como si estuviera defectuoso? ¿Tú qué opinas?

 

Te recomiendo mucho ver la película “La Educación Prohibida”, la puedes encontrar en Youtube, o aquí te dejo el link: https://www.youtube.com/watch?v=oWNR6WcfcdI

 

Me gustaría conocer tu opinión, saludos y hasta pronto:

 

Elena Bouchot Gamas

Los límites en la educación y su gran importancia en la salud emocional

 

Quiero ofrecer un caso que recientemente llego a mi consulta privada, un caso que me preocupa por su novedad y por el peligro en el que corre una familia en particular. Este caso pretendo ir compartiéndolo con ustedes conforme va progresando en consulta y espero que los padres de esta familia no aborten la terapia pues es un caso difícil en el sentido de que están llegando a consulta después de haber dejado pasar mucho tiempo y la situación se ha ido agravando hasta llegar a este punto.

Para comenzar, describiré la problemática en general:

Familia en segundas nupcias, con hijos de sus matrimonios anteriores y un bebé de ambos. La hija mayor de 9 años presenta conductas con las cuales manifiesta su enojo y celos, conductas como romper objetos, desobedecer y no hacer caso, tirar a la calle dinero, romper su ropa, orinar y defecar a propósito embarrando con sus propias manos paredes y piso, ha lastimado animales, y lo más grave de todo es que ha intentado lastimar físicamente a su hermano menor, un bebé de meses de edad.

Hablando con los padres, me refieren que no saben qué hacer, no ponen límites, no hay consecuencias y la niña causa miedo y temen que si la reprenden pueda hacer algo peor de lo que ya ha hecho o que continúe defecando en su recámara. La madre ya presenta signos de intensa ansiedad y agotamiento.

Podemos ver que en la jerarquía familiar la niña esta en el primer sitio, después de ella el padrastro, en tercer lugar tal vez el bebé pero en último lugar, de manera muy disminuida se encuentra la madre, que entre más permite y más se asusta, la niña más crece y se fortalece.

Los límites tienen que ver con la jerarquía familiar y son los padres los que los aplican con el objetivo de orientar a los hijos, en este caso no hay orientación sino abandono del rol materno paterno.

En otra ocasión continuaré notificando el progreso terapéutico de este caso en particular, donde ya se ha solicitado el apoyo de una Paidopsiquiátra para hacer una buena valoración de la niña, quien a mi parecer ya está presentando rasgos psicópatas a tan temprana edad, lo cual es el motivo de mi interés en este caso, por la delicadeza de este diagnóstico y las repercusiones individuales, familiares y sociales que pueda tener en caso de no ser atendido a tiempo y de forma certera.

Como Terapeuta el aprendizaje es continuo y constante, este caso reta mis capacidades y conocimientos, sin embargo, sé que no estoy sola y que puedo contar con otros apoyos profesionales para poder ayudar a estos padres que se encuentran desesperados y muy asustados.

 
Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Facebook: Elena Bouchot Gestalt.facebook
México, D.F.

Contacto físico y amor

Existe un fenómeno que veo frecuentemente el las sesiones de familia, y es que todos los miembros trabajan, “hacen” muchas cosas por amor a los demás. Las madres hacen las camas, lavan, trapean los pisos, se van a sus trabajos, cuidan de sus hijos, los padres varones trabajan también todo el día, pasan tiempo juntos. Los hijos, hacen sus tareas, cumplen con los compromisos escolares y en mayor o menor medida ayudan en las labores del hogar. Y probablemente muchas cosas más, unos hacen más que otros y lo que veo es el deseo de amar y ser amado.

Uno de los mayores problemas que encuentro en la terapia familiar es que ahí está el amor entre ellos pero no les llega, no se sienten amados, reconocidos, aceptados por más que se esmeran en hacer y cumplir con sus obligaciones. Ahí radica el error en el amor, amor al ser no al hacer o al tener, porque entonces viene la decepción junto con el dolor de “no ser suficiente”. Así tal como eres mereces ser amado, sin más ni más. Claro que el amor necesita amar y entonces desde mi amar haré cosas por mis seres queridos, pero esa ya es otra historia porque ya me siento amado, amada y no necesito ganarme el afecto de nadie, ya es mío.

Por otro lado, el contacto físico afectuoso es muy escaso, todos trabajan en sus cosas y nadie se toca o se tocan muy poco. El ser humano necesita ser tocado, acariciado, besado, abrazado, cargado en los brazos de alguien, recibir una palmadita en el hombro o una caricia en el cabello. Más que hacer los quehaceres hay que tocar el cuerpo sensible de nuestros seres queridos, nutrirlos con caricias llenas de afecto y respeto a sus cuerpos.

Aprendizaje y diversión

He descubierto la pasión y la diversión a través del aprendizaje, es una sensación como de crecer por dentro, expandir mi visión                    de la realidad, ampliar mi consciencia y eso requiere responsabilidad y valentía. Sería interesante poder cuestionarnos el significado que cada uno de nosotros tenemos sobre el aprendizaje, temo que muchos de nosotros aprendimos a sufrirlo, temerlo y hasta evitarlo, sin embargo, y curiosamente no hay manera de que podamos evitar el aprender infinidad de cosas cada día.

El aprendizaje nada tiene que ver con la educación rota y devaluada que existe hoy en día, el aprendizaje es otra cosa, es enriquecerme de experiencias y madurar, la educación es simplemente obtener datos, memorizarlos y escupirlos como autómatas robotizados; sé que suena muy fuerte este último comentario pero nada más cerca de la realidad humana.

Estudiamos para conseguir un empleo, ser alguien en la vida, tener dinero y un estatus social que se pueda seguir escalando y de esta manera obtener el reconocimiento anhelado. Es una trampa social, olvidamos partes esenciales y terminamos decepcionados, vacíos y angustiados porque nos alejamos de quienes realmente somos, seres curiosos que necesitamos nutrir nuestros cuerpos, corazones y mentes para crear y compartir con los demás, el aprendizaje, también necesita fluir hacia los demás, es una energía que va y viene, fluyendo con los demás y expandiéndose cada vez más.

Carta de Recomendación

Elena:

Quiero agradecer que hayas sido tú mi terapeuta durante este tiempo.

Llegué con mi vida un poco caótica, con serios problemas y sabía que yo debería trabajar conmigo misma primero.

Así que, fue reconfortante llegar contigo que me transmitiste mucha paz, empatía, tranquilidad. Me sentí segura, sentí que realmente te preocupabas por mi bienestar y eso me ayudó mucho.

Creo que ha sido una experiencia muy enriquecedora para mi estar aquí y contigo, me llevo trabajo por realizar, pero sobre todo encontrare a mi misma, quererme mucho más, hacer lo que me toca con mucho amor y ser muy feliz.

Te deseo mucho éxito en tu vida profesional y personal. Gracias.

Liliana O.

Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Facebook: Elena Bouchot Gestalt.facebook
México, D.F.